domingo, 18 de noviembre de 2007

Una optimista
Dos ranas en la panza de una serpiente meditaban sobre su nuevo destino.
__¡Qué mala suerte hemos tenido! _dijo la una.
__No saques conclusiones apresuradas _agregó la otra_. Aquí no llueve y tenemos casa y comida.
__Casa, desde luego _dijo la primera rana_, pero no veo la comida por ninguna parte.
__Eres una bocazas _explicó la otra_. Nosotras somos la comida.
Ambrose Bierce, escritor y periodista